Aviso a navegantes y correo

Esta es la bitácora de un culé. Así que verán ustedes mucha pasión blaugrana y aunque se pretenda ser objetivo, es posible que haya poca, por no decir nula, imparcialidad. También verán las neuras que acompañan al ser aficionado de un equipo, como son las puyas, sornas e inquinas contra los rivales.
Pero lo que también verán es respeto. No verán insultos ni descalificaciones. Visión sesgada, posiblemente. La paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, muy probable. Pero esto no deja de ser un juego y aquí no hay enemigos, sino rivales.
Por ello, aunque no he habilitado moderación de comentarios, para facilitar las cosas a los pocos visitantes que uno pueda tener, no dudaré en empezar a editar o incluso suprimir todo aquello que huela a odios irracionales e insultos y faltas de respeto innecesarios. No me molesta en absoluto perder visitantes que hagan del insulto su bandera. No hago este blog para engordar una lista de visitas. Escribo aquí para hablar de algo que me apasiona, el fútbol, con gente con la que se pueda discutir tranquilamente, incluidos los que no estén de acuerdo conmigo.
Tampoco se admitirá propaganda de sitios web, a no ser como enlace que ilustre alguna opinión sobre los posts enviados.
Que quede bien clarito.

Por lo demás, expresen en los comentarios sus opiniones, ruegos o quejas, o si lo prefieren, envíenmenlas aquí.

Copyright

Creative Commons License
Blog Tant se val d'on venim por Jordiasturies está bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Pueden ustedes citar textos, pero por favor mencionen autor y/o procedencia. Algunas imagenes usadas son propias, la mayor parte proceden de fuentes diversas. Se publican aquí con el único ánimo de animar la discusión y el debate. Con todo, serán retiradas si el propietario de las mismas lo considera necesario.

Suscripción

Suscripción
Pulsa la imagen para suscribirte.

El que busca, encuentra

Jordiasturies pulula por...

Mi foto
Gijón, Asturias

Mi lista de blogs

Frases para no olvidar

"¿Hay algo peor para un madridista que presenciar este recital de fútbol?"

Feliciano López, tenista y madridista, 29-5-2011

(Uno que no es del sector mourinhista. Menos mal. Igual aún hay esperanza para ellos.)

Portadas

¿Pidiendo lo imposible?

Seguidores

Tengo un pálpitu

Tengo un pálpitu
Pa echáse unes rises... si fante ilusión les olimpiades n'Asturies, clica la imaxen, oh...
Foto de Josep Lago (AFP) en El País.
Por fin, hubo algo de fútbol en este despropósito de los cuatro clásicos que hemos vivido... Los dos supuestamente mejores equipos del mundo, con permiso de ese Manchester United que según todos los indicios presentará sus credenciales para que se le otorgue tal corona, ofrecieron parte del juego que atesoran y nos regalaron un partido vibrante, más espectacular que de calidad, pero con los suficientes destellos para intentar redimir el panorama de mediocridad que ha presidido este inolvidable mes de abril (con estrambote final en mayo) de 2011.

Pero... y por desgracia siempre habrá ese "pero", el espectáculo queda manchado por una jugada clave mal arbitrada y, sobre todo, por la actitud y declaraciones desaforadas del derrotado en la eliminatoria. Para quitarnos de encima este penoso lastre, hay que decir que el gol de Higuain a comienzos de la segunda mitad estuvo mal anulado. El árbitro interpretó erróneamente como falta una caida de Cristiano Ronaldo sobre Mascherano, caída que además estuvo producida por un empujón de Piqué, e invalidó la jugada posterior.

Este error reavivó los fantasmas merengues, que aparte de intentar jugar se pasaron el partido entre gestos exagerados (como los de Casillas y Cristiano), protestas continuas hasta en las jugadas más evidentes... y encima, dieron alas a la teoría conspirativa y a la justificación de la mediocridad, aparte de la manifestación evidente de la manipulación informativa: es cierto que hubo error en el gol anulado, pero también lo hubo en el hecho de que Carvalho se hizo acreedor a ser expulsado tras tres o cuatro entradas punibles, y no lo fue, y que Adebayor "se estrenó" en el campo con un plantillazo escalofriante a Busquets, que junto a alguna otra entrada, también le pudieron hacer acreedor a más castigo.

Sin embargo, de esto habrá que hablar, si apetece, en otra ocasión. Hoy toca hablar de fútbol, y tenemos motivos para estar contentos de lo visto en el Camp Nou. O, siendo retorcidos, podríamos pensar que el efectivo y más valiente juego madridista ayer debería ser la causa de indignación de los merengues más que las conspiranoias, porque hizo patente que la eliminatoria la perdieron por el planteamiento timorato de Mourinho en el partido de ida.

No es que el Barça pasara demasiados apuros, la verdad, y el balance merengue de ocasiones de gol (ínfimo, como mucho tres en todo el partido, incluyendo el gol, el polémico gol anulado y otra ocasión más), frente a las numerosas ocasiones culés, y todo ello sumado al porcentaje de posesión de balón, abrumadoramente blaugrana de nuevo, deja bien claro quien fue el mejor del partido.

Pero esta superioridad estadística, que podría indicar que el Madrid fue arrollado por el Barça en juego, es engañosa, porque lo cierto es que el equipo blanco fue inferior, pero no manifiestamente inferior. Planteó la presión más adelantada que tan buenos frutos le dió en la final de Copa, lo cual obligó a los de Pep a empezar el rondo en posiciones más retrasadas. Costaba sacar el balón adelante, y esto dio pie a algunas contras madridistas que, eso sí, morían ante una defensa culé muy bien plantada en el terreno de juego.

Así las cosas, el Barça planteó su estrategia de la araña, y pimpam pimpam, tuya-mía, cuidadito que no nos la quiten, fue desarrollando su juego de siempre para deleite de un público que empezó a corear con olés las combinaciones blaugranas. Las ocasiones apenas llegaban, es cierto, pero se lograba que el Madrid se agotara persiguiendo sombras.

Hasta que algo hizo "click" en ambos equipos, y el Barça encontró la manija, el resquicio por el que colarse, al tiempo que el Madrid tuvo un bajón físico provocado por el denodado esfuerzo que suponía seguir la pelota por todo el campo. Ahí, en diez minutos finales de la primera parte, lo mejor ofrecido por los culés en muchas semanas, pudo o incluso debió decidirse el partido. No lo logró porque faltó puntería pero también, sobre todo, porque Casillas se erigió en protagonista.

Así llegó la segunda parte, y con ella la malhadada jugada que todos conocemos. El partido se hizo algo más brusco, y volvieron los espíritus de las otras confrontaciones, con alguna entrada merengue subida de tono, algun jugador blaugrana en el suelo sospechoso de "teatro", el verdadero "teatro" de Casillas cara a las cámaras, preparando la coartada que se usaría al final... Pero por suerte, todo esto duró poco.

El Barça encontró la combinación perfecta en una asistencia de Iniesta y Pedro, y el tinerfeño resolvió como en los viejos tiempos de comienzos de temporada, para éxtasis blaugrana. A partir de ahí el Barça contemporizó algo, y el Madrid gallardamente se fue arriba. Logró el empate en una jugada fruto de su empuje y el despiste del rival, y el resto del partido se dirimió en un toma y daca más vibrante que bonito, sólo manchado por alguna entrada de Adebayor y Lass. El Barça controló bien, y así llegamos al final feliz... para los nuestros, claro.

BARÇA - 1 (Pedro) - REAL MADRID - 1 (Marcelo)
Champions League, semifinal, vuelta, 3-5-2011.
 
El mejor: Pedro
Oscar al mejor director: Xavi
Pundonor y prestaciones perfectas, o casi: Piqué, Puyol, Mascherano, Alves
Cómo se le echó de menos en partidos anteriores: Iniesta
La seguridad personificada: Valdés
No marcó, pero su mejora es evidente: Villa
El peligro constante, incluso cuando parecía que no estaba: Messi
Se mostró más tranquilo: Busquets
Ayudó a controlar: Keita
Homenajeado con todo merecimiento: Abidal
Testimonial: Afellay

La mejor imagen final, y la que debe quedarnos en la retina, fue la del "manteo" de Abidal al acabar el partido, muestra de un equipo unido en torno a un objetivo y al cariño a todos sus componentes. 19 años después, volvemos a Wembley, y habrá que continuar mejorando el equipo para ser dignos del entorchado europeo. Eso, y cerrar los oídos a todos los cantos de sirena derrotistas que vendrán de las centrales lecheras, que más allá de quejarse de su mala fortuna en la decisión arbitral, algo a lo que sí tienen derecho, llegarán a justificar su eliminación sólo por ella, tapando todas sus demás vergüenzas.

Es momento de estar contentos, y no desabridos. Faltaría más.

Adeu i bona sort.

4 comentarios:

Gabriela Miranda dijo...

El Barça, justo finalista. Increible lo que está haciendo este equipo, son muy grandes. El 28 de mayo lucharemos por nuestra 4ª Champions... SOM-HI BARÇA!!!

Saludos.

Jordi Carrizo Duran dijo...

Lo mejor de todo es que recuperamos el juego de Pedro y Villa y vuelve Abi, que será clave en este final de temporada. ahora a por la liga y luego a por la champions!

Wembley dijo...

Se vió un Barça muy sólido que no dió opción y con una primera parte muy buena; luego se igualó algo más pero siempre tuvimos el control.

Los dos motivos de lloro de Mordor son visiones paranoicas. Lo de Pepe es roja de libro y ayer en el no gol (ya había pitado cuando chuta y ni protesta) es falta de Piqué y si no, es falta de Cristiano (no se precisa voluntariedad en una falta), pero en ningún caso llega el balón al Pipa.

La impresión del Barça en esta semi es que es un equipo tremendamente experimentado al que es muy difícil crearle peligro; el Maligno tiró tres veces en toda la eliminatoria y, a pesar de Llou, tiene un potencial ofensivo brutal.

Que grandes son estos cabrones. Lo que nos hacen disfrutar.

Wembley dijo...

Teatro del bueno.

https://www.youtube.com/watch?v=0uvAond2ptI&feature=player_embedded

¡También en Facebook!

"Twitteando"...

Se ha producido un error en este gadget.

Mejores tiempos pasados

BlogUpp!