Aviso a navegantes y correo

Esta es la bitácora de un culé. Así que verán ustedes mucha pasión blaugrana y aunque se pretenda ser objetivo, es posible que haya poca, por no decir nula, imparcialidad. También verán las neuras que acompañan al ser aficionado de un equipo, como son las puyas, sornas e inquinas contra los rivales.
Pero lo que también verán es respeto. No verán insultos ni descalificaciones. Visión sesgada, posiblemente. La paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio, muy probable. Pero esto no deja de ser un juego y aquí no hay enemigos, sino rivales.
Por ello, aunque no he habilitado moderación de comentarios, para facilitar las cosas a los pocos visitantes que uno pueda tener, no dudaré en empezar a editar o incluso suprimir todo aquello que huela a odios irracionales e insultos y faltas de respeto innecesarios. No me molesta en absoluto perder visitantes que hagan del insulto su bandera. No hago este blog para engordar una lista de visitas. Escribo aquí para hablar de algo que me apasiona, el fútbol, con gente con la que se pueda discutir tranquilamente, incluidos los que no estén de acuerdo conmigo.
Tampoco se admitirá propaganda de sitios web, a no ser como enlace que ilustre alguna opinión sobre los posts enviados.
Que quede bien clarito.

Por lo demás, expresen en los comentarios sus opiniones, ruegos o quejas, o si lo prefieren, envíenmenlas aquí.

Copyright

Creative Commons License
Blog Tant se val d'on venim por Jordiasturies está bajo licencia de Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

Pueden ustedes citar textos, pero por favor mencionen autor y/o procedencia. Algunas imagenes usadas son propias, la mayor parte proceden de fuentes diversas. Se publican aquí con el único ánimo de animar la discusión y el debate. Con todo, serán retiradas si el propietario de las mismas lo considera necesario.

Suscripción

Suscripción
Pulsa la imagen para suscribirte.

El que busca, encuentra

Jordiasturies pulula por...

Mi foto
Gijón, Asturias

Mi lista de blogs

Frases para no olvidar

"¿Hay algo peor para un madridista que presenciar este recital de fútbol?"

Feliciano López, tenista y madridista, 29-5-2011

(Uno que no es del sector mourinhista. Menos mal. Igual aún hay esperanza para ellos.)

Portadas

¿Pidiendo lo imposible?

Seguidores

Tengo un pálpitu

Tengo un pálpitu
Pa echáse unes rises... si fante ilusión les olimpiades n'Asturies, clica la imaxen, oh...

(Nota: volvemos a encontrarnos en la incoherencia de hablar de algo tan frívolo como la alegría que da el fútbol mientras, esta vez a muy poquitos kilómetros, a la puerta de casa como quien dice, vuelve a reinar la tristeza y el dolor. Vaya desde aquí nuestra solidaridad y apoyo a las gentes de Lorca, de Murcia, que acaban de sufrir los embates de esta naturaleza, este viejo planeta que se empeña en recordarnos que no somos sus dueños, sino que lo tenemos arrendado, y que estamos a merced de sus veleidades y deseos. Ánimo, pues.)

El Barça acaba de conseguir su tercer título de Liga consecutivo, certificando una época gloriosa en la historia del club. Poco hay que decir sobre el partido ante el Levante en sí, que fue aburrido y que adoleció del conformismo de los dos equipos, que, a medida que pasaba el tiempo, se veían satisfechos con el resultado y optaron por arriesgar lo menos posible. Sólo animaron el cotarro los goles, en un cabezazo soberbio de Keita o en una pillería de Caicedo al aprovechar un despiste de Piqué (pero recibiendo el levantinista un premio que compensaba alguna otra ocasión perdida), sumados a dos jugadas eléctricas de Messi, que se inventó huecos imposibles por donde pasar para acabar fallando o teniendo mala fortuna.

Eso sí, el aburrimiento se veía contrarrestado por la pasión y la alegría que suponía para unos acercarse más a su objetivo de permanecer en Primera División y, sobre todo, para nosotros el sumar un nuevo título: el más importante desde el punto de vista cualitativo, el que certifica que eres realmente el mejor.

Esta Liga se ha conseguido contra el peor de los enemigos.  Y no, no me refiero a ese Real Madrid que ha forzado al Barça, por segundo año consecutivo, a sacar lo mejor de sí mismo. A ese Real Madrid que sí, se ha acercado un poquito más al equipo blaugrana, aunque siga a su rebufo. Ya saben que lo que hay entre los dos grandes, o debería haber, es rivalidad (enconada si quieren), dirimida en el terreno de juego, pero no enemistad. Aunque este año haya sospechas de extraños movimientos en las alturas merengues, o que la rabia e impotencia de algunos jugadores merengues les haya llevado a declaraciones irracionales, o que el responsable técnico del club haya practicado una guerra de guerrillas desde las salas de prensa...

No, me refiero a un enemigo de verdad, y con todas las letras. Un enemigo, además, en absoluto gallardo o respetuoso de las leyes no escritas en el combate. Un enemigo rastrero, manipulador, traicionero. "Peor" en el sentido literal de la palabra.

Ya saben a lo que me refiero, ¿verdad? La "entrañable" Brunete mediática, rebautizada luego como la caverna y este año como la central lechera. El Barça no sólo ha tenido que pelear con rivales en el terreno de juego, que sería lo lógico y normal. No, este año se ha enfrentado a toda la maquinaria mediática madridista, con sus fotos sibilinamente escogidas, con sus vídeos "víctimas de errores infográficos", con sus insidiosos titulares, con sus acusaciones infundadas. El acoso e intento de derribo que empezó la temporada pasada se ha hecho en los últimos nueve meses virulento hasta la extenuación, hasta el punto de que ha hecho estallar, y en ocasiones sacar de sus casillas, a miembros de la plantilla y cuerpo técnico culé.

A este enemigo ha respondido el Barça como tenía que hacerlo. Sin violencia ni estridencia. No demos pie a los cenutrios impresentables que hay en todos los ámbitos, también, por desgracia, en el nuestro. El Barça ha respondido ganando sobre el terreno de juego, motivado por cada uno de los exabruptos de una prensa vil y mezquina (con las excepciones individuales que todos conocemos, escasas ovejas blancas en un rebaño de ovejas negras).

Así que este título sabe aún mejor. Por ser el tercero consecutivo. Porque demuestra que el ciclo continúa. Porque se ha ganado ante un rival de grandísima calidad. Porque nuestros jugadores han probado que el éxito no les sacia, que pueden emborracharse con él pero que la resaca pasa pronto y enseguida vuelven a tener ganas de embriagarse de nuevo. Porque la llegada de un nuevo presidente, para variar, no ha supuesto una ruptura con el modelo y el estilo, y ese mérito también hay que atribuírselo. Porque se han superado momentos malos de lesiones, enfermedades crueles o el cansancio atroz que suele aparecer tras una temporada tan intensa como fue la del Mundial. Porque se ha sacado oro de una plantilla no tan bien renovada en algunos puestos como era esperable. Porque seguimos teniendo a un entrenador de campanillas... no sé si el mejor del mundo, pero desde luego el mejor para nuestro Barça, que es lo que cuenta de verdad.

Y sobre todo, porque se ha demostrado que las campañas mediáticas más vulgares y odiosas no sirven cuando eres fuerte mentalmente. Y, que quieren que les diga... estoy dispuesto a felicitar a los jugadores madridistas y los aficionados merengues de buena fé y educación por haber realizado una buena campaña que les habría hecho campeones... de no ser porque hubo un equipo mejor. Estas cosas pasan.

...pero lo que queda claro es que a la mayoría de los culés nos sienta todavía mejor este triunfo cuando pensamos en los rostros convulsos y agrios de los Inda, Roncero, Esteva, Sauca, Relaño, Hernaez, Guasch y todos los representantes de la caverna mediática madridista, y también en los de aquellos seguidores merengues que elijan creerse sus artículos, crónicas, editoriales o comentarios como artículos de fé.

Lo dicho. Se ha ganado ante el mejor de los rivales, pero también ante el peor de los enemigos.

Y ahora, a preparar bien esa final de Wembley que puede ser la guinda a un pastel muuuy dulce. Pero el trabajo más importante ya está hecho.

Felicidades a todos los culés.

Adeu i bona sort.

¡También en Facebook!

"Twitteando"...

Se ha producido un error en este gadget.

Mejores tiempos pasados

BlogUpp!